PRIMARIAS ABIERTAS O LA PROFUNDIZACIÓN DEL FEUDO

El Gobierno de la Provincia ha anunciado su intención de instalar definitivamente y por ley el sistema electoral denominado Primarias Abiertas Simultáneas y  Obligatorias (PASO). Sistema que rige en lo nacional y que se aplicara transitoriamente en San Luis en las elecciones de 2011.

Este sistema fuepergeñado nacionalmente por el ex presidente Néstor Kirchner tras la derrota electoral de su Frente para la Victoria en 2009. Se aprobó poco antes de que asumieran los nuevos legisladores nacionales surgidos de esa elección de 2009, con lo cual perdía su mayoría parlamentaria y con ello la posibilidad de legislar según su conveniencia.

Digo que este sistema electoral es un claro y fuerte avance en la construcción de un sistema electoral que elimine a muchas expresiones del pensamiento político, dificulte notablemente la aparición de nuevas fuerzas políticas, al tiempo que le da al gobierno en ejercicio poderosos instrumentos para perpetuarse.

Veamos los por qué de estas afirmaciones.

 

Participación electoral.

En las elecciones celebradas  en San Luis en la última década (y un poco más también)  muestran un crecido y alarmante desinterés ciudadano por participar. La suma de los que no votan, con los votos en blanco y los nulos, ronda el 50%  y hasta lo han superado varias veces, sea esto considerado para el total provincial o por departamentos o ciudades.

En lo nacional también es importante esta variada forma de no participar electoralmente. Este inocultable hecho marca el divorcio entre la actividad política, la dirigencia, sus propuestas y concreciones y el pueblo en general. Actitud que nace en los muchos fracasos gubernamentales y en la crecida corruptela institucional y económica paralelas al enriquecimiento de tanta dirigencia.

Con el actual sistema no hay buenos porcentajes de participación en las elecciones que eligen a nuestros gobernantes y legisladores y de buenas a primera se impone que se vote en dos ocasiones para elegir lo mismo.

No es con nuevas obligaciones como se logra incrementar la participación del pueblo todo, sino con gobiernos justos, honestos y capaces.

 

Elección de candidatos.

Estas PASO se imponen por ley como única forma de seleccionar los candidatos de cada partido. Pero al votar en estas primarias obligatorias que se celebran simultáneamente para todos candidatos de todos los partidos políticos  se  está introduciendo un elemento extraño y distorsionador en la vida partidaria.

 

¿Qué tienen que ver los ajenos a una expresión política partidaria, como para elegir sus candidatos?

 

Los que no tienen ni vocación, ni interés por la política partidaria  son obligados a elegir los candidatos que se presentarán más tarde en la elección general.

Los partidos deben elegirellos mismos, internamente , a quienes lo representen de acuerdo a la capacidad para expresar su ideología y transformarla en acciones legislativas o de gobierno. Esta elección de candidatos debe ser hecha por quienes tienen en común la ideología y un proyecto provincial o nacional. Deben ser elegidos por quienes vienen trabajando juntos, aún con líneas internas distintas, en una construcción o en un proyecto político específico.

Imponer que toda la ciudadanía pueda votar en cuestiones estrictamente internas de los partidos  es introducir elementos extraños a esa vida interna.

Por cierto que la legislación debiera prever métodos  democráticos, claros y públicos para que los partidos elijan a la luz del día sus candidatos. Establecer métodos y auditarlos. Pero nunca introducir elementos ajenos y distorsionantes a los partidos  en la forma de seleccionar sus candidatos.

Quizás también deba preverse que las plataformas electorales, las propuestas de cada expresión del pensamiento político no sean sólo una formalidad relativamente fácil de sortear, sino que sean claras, concretas y ampliamente difundidas lo mismo que con la actividad partidaria y de sus representantes.

Esta forma de elección que se impone en la Nación con las PASO y que ahora se busca instalar definitivamente en San Luis, viene a cuento por los conflictos, rupturas que ha sabido mostrar el PJ en los últimos años. Al punto que en 2003 se presentaron tres candidatos presidenciales por esa fuerza, Kirchner, Rodríguez Sáa y Menem. Tres candidatos de un mismo partido, en  diferentes frentes, porque no hubo ni decisión ni capacidad por cumplir con las elecciones internas que la legislación vigente en ese momento ya obligaba.  Por conflictos internos del PJ esa legislación se suspendió y así fue como una vez más el país todo debió resolver la interna del PJ.  Partido éste que  siempre acomoda, cumple, incumple o suspende las leyes de la Nación según su conveniencia.

 

El mínimo de votos en las PASO.

La ley nacional establece un porcentaje  mínimo de votos que deben alcanzar los partidos en estas PASO para poder presentarse luego a las elecciones que habrán de elegir definitivamente los gobernantes o legisladores.

Esta exigencia marca un escollo importante tanto para los partidos “chicos” que buscan su crecimiento o para los nuevos partidos que se presentan ofreciendo nuevas ideas y propuestas para la vida en democracia.

Debiera garantizarse que el crecimiento de los partidos  se dé por la calidad en la propuesta, por el mérito y el esfuerzo de sus integrantes, lo que suele darse en forma creciente a lo largo del tiempo.  Esta modalidad  electoral que se nos impone pone en serio riesgo la posibilidad de crecimiento, ya que  todo queda supeditado al resultado de una elección en la que van decidir sobre sus candidatos no sus propios miembros, sino la totalidad de un padrón electoral.

Coincido en que un gran número de partidos políticos no es bueno, lo que suele obedecer más a conflictos inter dirigenciales que a propuestas distintas.  Hay que marcar exigencias mínimas para su reconocimiento, pero no permitir que elementos ajenos al pensar, sentir y actuar partidario decidan sobre su vida futura.

 

Los costos.

Todo acto eleccionario implica un importante costo tanto para el Estado como para los partidos políticos, sus dirigentes y candidatos. Estos costos son cada vez más elevados habida cuenta del peso que tiene actualmente en lo electoral  todo la parafernalia publicitaria, la que tiene más impacto  que la calidad de las propuestas y hasta que la honestidad y capacidad de los candidatos.

Muchos partidos se mueven a fuerza de convicciones, coraje y compromiso personal de los suyos. Lo hacen en forma modesta, sencilla convencidos de lo que proponen y con grados de trabajo militante dignos de elogio.

Paralelamente vemos cómo desde los aparatos estatales en forma permanente y no sólo en épocas electorales,  se vuelcan crecidas sumas de dineros públicos al servicio del partido gobernante y de sus candidatos. Esta puesta de recursos estatales al servicio de las campañas electorales del oficialismo gobernante son verdaderas obscenidades de la politiquería que así han impuesto.

 

Las PASO hacen que ese gasto se duplique, facilitando las campañas electorales de quienes desde el poder usan los fondos públicos a su beneficio, al tiempo que multiplican las dificultades económicas de las expresiones políticas que no ocupan cargos en el Estado y de aquellos que surgen y aspiran a crecer.

Por cierto que también el Estado duplica sus gastos al tener que organizar y supervisar dos elecciones en lugar de una.

Pero esto de los gastos no interesa a quienes proponen las PASO. Son justamente, los que desde el poder que hoy ocupan quieren hacer todo lo posible para perpetuarse en él.

 

Una nueva y gran encuesta.

Ya sabemos bien que las encuestas son una de las grandes intromisiones del mundo del marketing publicitario por sobre las calidades de ideas y de personas.Se las hace en variedad y cantidad hasta el punto de no respetar los límites que se han puesto por legislación.

Pero estas PASO constituyen una última y gran encuesta que favorece categóricamente a quien ocupe el gobierno allí donde se realicen.

Los resultados de estas  internas obligatorias constituyen  un muy sólida información  sobre el total del electorado que puede ser usada por todos, pero muy en especial por el gobierno que sabe así  en dónde poner más su aparato electoral que sostienen y alimentan con recursos que son de todo el pueblo. Con el actual desarrollo de la informática es muy sencillo desde el poder, listar por ejemplo, a quiénes no votaron y poder hacer actuar sobre ellos para que lo hagan a su favor a cambio de alguna “gauchada”.

 

Financiación a los partidos.

Quizás con el ánimo de encontrar apoyo en otros partidos políticos a esta ley que se propone para la provincia, se anuncia la financiación desde el estado provincial a la actividad política.

No hace falta que eso se agregue a una nueva ley, porque ya está previsto en la actual legislación electoral provincial y que tiene unos cuantos años.

Lo que pasa es que nunca se cumplió. Y este gobierno como continuidad cara del adolfo-albertismo,  es ducho en esto de no cumplir la ley.

 

Algunas propuestas.

Debe garantizarse  la libre organización y participación de todas las expresiones del pensamiento político, exigiendo compromiso con el sistema representativo, republicano y federal; con la democracia interna; con la transparencia de sus actos, etc.

Simplificar el sistema electoral para favorecer la participación de todos y superar así la indiferencia y al ausentismo a este vital compromiso del pueblo todo para con sus instituciones democráticas.

Diseñar un sistema más económico, como por ejemplo unificando todas las elecciones en una misma fecha e introduciendo la Boleta Única por tipo de cargos (como en Santa Fe).

Que el Gobierno Provincial cumpla con la Constitución y las leyes, dando así  un mínimo ejemplo de respeto a nuestra vida republicana.

Que exista en la justicia un fuero electoral debidamente conformado y especializado responsable permanente de auditar la vida política y electoral.

Denunciar hasta eliminar las múltiples  expresiones de fraude electoral que se ejercen desde las estructuras del poder.

 

 

Estas elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) no son sino un claro avance en la institucionalización del fraude electoral que venimos sufriendo los argentinos y los sanluiseños. Tema  ésta que necesita (y la tendrá) más profundización.

                                                      San Luis. Febrero 11 de 2013

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.