Carta Abierta * Plan inclusión

Sr. Gobernador de la Provincia

Dr. Alberto Rodríguez Saá

El que suscribe, Prof.  Luis Alberto Moreno LE — , en mi condición de  Presidente del Partido Demócrata Cristiano constituyendo domicilio en la sede partidaria de Belgrano 531 ciudad de San Luis, me dirijo a Ud. con el objeto de expresarle lo siguiente:

I* INTRODUCCION

Que lo hago en el marco de los Art. 9 y 17, Publicidad de los actos de gobierno y Derecho de Petición respectivamente de nuestra Constitución Provincial, exigiendo definiciones,  precisiones y respuestas acerca de su acción de gobierno.

II * DE SUS EXPRESIONES

Reiteradamente, ha señalado Ud. la existencia de oposición al Plan de Inclusión Social, conocido también a inspiración de sus propios dichos, como Plan Pico y Pala.  Esta presunta  oposición es la que lo ha llevado a concretar una consulta popular (Art. 98 a 100 de nuestra Constitución) por la cual se le pide a nuestro pueblo  opinión en cuanto a la continuidad de este plan, al que desde su gobierno se lo califica como de trabajo, aún cuando no cumple los requisitos de estabilidad, salario mínimo, aportes jubilatorios, obra social integral, etc. como debiera  ser.

Tema curioso  este de consultar acerca  de si se quiere o no cumplir con derechos con fuerte raigambre constitucional, como lo es el derecho al trabajo. Si hubiese personas o instituciones  que se opusieran a la vigencia y cumplimiento de los derechos humanos, debieran ser llevadas por Ud. ante  la justicia.

Sus afirmaciones Sr. Gobernador,  expresadas frecuentemente con epítetos insultantes, terminan siendo superficiales o huecas toda vez que no ha hecho Ud. nombres ni ha ofrecido pruebas. El efectuar  acusaciones vagas,  imprecisas y sin pruebas, expresa un pobre  intento de descalificar y mucho más grave aún, de dividir y de enfrentar al pueblo de nuestra provincia.  Cuando hemos manifestado  para repudiar su política para con la minoridad, para con la educación, para con el proyecto que afecta a Salinas del Bebedero, para con la autonomía municipal,  etc.; hemos escuchado hasta el hartazgo la convocatoria gubernamental, para que se  defienda al Plan de Inclusión Social, lo que es nada más que un intento de desviar la atención, por cuanto nunca existió una marcha contra el Plan de Inclusión Social.  La violencia que su gobierno incitó, sí que  existió. Y los manifestantes fuimos baleados, gaseados,  golpeados, heridos, insultados.

Agresiones no investigadas ni esclarecidas hasta la fecha ni por el Poder Judicial, ni por el Poder Legislativo, ni por los Fiscales de su Gobierno.  Nunca hubo heridos entre los hermanos del Plan de Inclusión Social, excepto las que han sufrido de parte de sus jefes inmediatos, las que son ocultadas con dedicación digna de mejor causa.

Insisto Sr. Gobernador que no conozco de posturas oficiales de institución política – social alguna,  que hayan expresado su oposición a que todo nuestro pueblo tenga trabajo, a lo que en parte ayuda este Plan de Inclusión Social.

III * DE LOS ANTECEDENTES

Hasta  abril de 2003, nuestra provincia escuchó la repetitiva, firme y categórica expresión de que no tenía desocupación. Nos decían:  San Luis, otro país. Y nos llenaban de estadísticas sin señalar sus fuentes para verificarlas.

Sin embargo a poco de iniciar Ud. su gobierno –  y le recuerdo que lo asumió  en flagrante violación de preceptos constitucionales -; nos enteramos que su prioridad era la de eliminar el desempleo, para lo cual lanzó este plan, que inicialmente alcanzó a casi 50.000 personas.

Esos desocupados  ¿dónde estaban hasta abril? ¿O quedaron sin trabajo entre el 27 de abril y el 25 de mayo de 2003?  ¿O alguien le jugó sucio al pueblo escondiendo la verdad para no afectar una campaña electoral presidencial?

Era cierto nomás  lo que muchos decíamos en cuanto al elevado índice de desocupación consecuencia de la errónea política de su hermano Adolfo Rodríguez Saá, a quien Ud. calificó como el mejor gobernante de la historia provincial y de quien fue su Jefe de Gabinete.

IV * DEL FUTURO.

Ha expresado Ud. que su objetivo es mantener este Plan de Inclusión Social hasta que no quede nadie en la provincia sin un trabajo. Y así debe ser.  Pero estamos hablando  de alrededor de 40.000 personas, más las que se incorporen en la nueva inscripción anunciada,  lo que indica que la desocupación  aumenta, seguramente con  la cesantía de los empleados de sus empresas familiares. Queda la duda de cómo, de dónde y por medio de qué políticas surgirán los casi 15.000 puestos de trabajo por año  en lo que teóricamente le queda de gobierno, hasta resolver definitivamente esta cuestión.

V * DE LA CONSULTA

Ud. nos lleva a  una consulta  inútil e innecesaria; por cuanto los derechos humanos y con rango constitucional no se plebiscitan, sino que se cumplen.

Ya está en marcha el pesado aparato electoral a que nos tienen acostumbrados los gobiernos de su familia. Vemos y sentimos todo el peso del “marketing” del neo – liberalismo y del clientelismo politiquera corrupto que tan bien dominan Uds.

Nos damos cuenta de las importantes sumas gastadas en la consulta y en la campaña por el SI. Sabiendo de la mala situación de sus empresas personales o familiares, entendemos  este feroz trasvasamiento de fondos desde el Gobierno Provincial hacia esas empresas, en clara actitud de salvataje económico con fondos del pueblo.

VI * PETICION

Lo expresado constituye sólo un resumen de las dudas que al pueblo le agobian en este momento en que se quiere  usar una herramienta de la democracia como lo es la consulta popular,  en una causa que a todas luces tiene más de capricho y de búsqueda de una legitimidad que  no se tiene, que de otra cosa.

Por ello y en ejercicio de mis derechos y deberes constitucionales, Sr. Gobernador de la Provincia le exijo que:

1*  Haga conocer los nombres de personas e instituciones que hayan señalado su oposición al Plan de Inclusión Social y las ocasiones o formas en que lo hayan hecho.

2*  Haga conocer las estadísticas de empleo y desempleo en el ámbito de la provincia,   desde 1999 a la fecha cuando menos. Con precisión de la fuente.

3* Explique de dónde surgió la importante y alarmante  desocupación que el Plan de Inclusión Social busca revertir.

4* Publique el detalle de todos  los gastos que origina  esta consulta.

5* Publique los gastos que en  publicidad del SI efectúa su gobierno, precisando concepto del gasto, medios que la realizan, empresas propietarias de esos medios, forma en la que se definió ese gasto (licitación, consulta de precios, etc), costos de los  estudios de mercado y  datos de las empresas  responsables de la campaña.

6*  De no probar la existencia de oposición al Plan de Inclusión Social, anule esta consulta por  superflua e innecesaria.

7* Abandone su política de sostener económicamente sus empresas particulares con fondos públicos.

Es su deber de gobernante el garantizar la paz social, la unidad provincial y el correcto uso de nuestros recursos económicos. Entiendo que  tiene Ud. la obligación de darme una respuesta.

Atentamente

SAN LUIS. Julio 30 de 2.004

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.