Centro Educativo El Volcán

En este mes de setiembre se cumplen 30 años de la detención  y posterior asesinato de Graciela Fiochetti; Santana Alcaraz y  Pedro Ledesma.

En este mes de setiembre el Centro Educativo de El Volcán,  celebra  120 años de vida.

¿Cuál es la relación entre uno y otro acontecimiento?

Cuando ocurrieron las detenciones y posteriores asesinatos de Fiocchetti, Alcaraz y Ledesma, el Sr. Carlos Sadoc San Martín era Sub Secretario de Educación y Cultura del Gobierno Provincial de la peor  dictadura militar argentina. También  en la dictadura de Onganía a Lanusse, había ocupado el mismo cargo. Lo que muestra claramente la vocación dictatorial y antidemocrática de esta persona.

Hoy, el Centro Educativo Nº 6 de El Volcán, que festeja sus 120 años, se llama  Subsecretario Carlos Sadoc San Martín. Los nombres que reciben las escuelas marcan  los modelos a  imitar o que son dignos de homenaje para el Gobierno que así las denomina.

En este caso, el  nombre fue colocado cuando el hoy Senador Nacional Dr. Adolfo Rodríguez Sáa fue Gobernador. El mismo que dirige una fuerza política cuyos diputados nacionales Torrontegui, Lusquiños y Poggi  recientemente se cambiaron de bloque porque se enteraron (?) que quien lo presidía, Juan José Alvarez había trabajado en la dictadura. Creyendo que así pueden borrar los lazos de los  gobiernos  Rodríguez Saá con la dictadura militar, incluyendo aquella carta por la que denunciaron ante el Alte. Massera a varios dirigentes políticos.

En estos días en que afortunadamente la causa por el esclarecimiento del crimen de Fiocchetti ha tomado nueva fuerza y surgen las primeras detenciones a sus responsables,  se mantiene firme el homenaje que el Gobierno de la Provincia de San Luis, le rinde a uno de los más conspicuos representantes  de las dictaduras  en nuestra provincia.

La Democracia Cristiana ya se ocupó de este tema, pidiendo con las debidas pruebas,  al Gobierno el cambio del nombre en esa escuela.  El  pedido fue enterrado por una burocracia gubernamental que oculta los rastros de la dictadura.

Recientemente la Escuela de Formación Política  Tomás Moro, del Partido Demócrata Cristiano le entregó al Diputado Amado Neme (Frente para la Victoria) una  propuesta de proyecto de ley para que ese  Centro Educativo lleve el nombre de Mauricio López,  quizás la figura más emblemática de los desaparecidos en San Luis por su proyección internacional; y que aún no ha recibido el homenaje y el reconocimiento oficial  que se  merece.

Es de esperar que este proyecto de ley no sea olvidado por los legisladores. Cuando se lo trate,  sabremos  quién es quién ante  los actos de la dictadura y a sus rastros.

Los alumnos de esa escuela y la mayoría de los habitantes de El Volcán desconocen, porque de eso se han encargado las autoridades educativas,  quién fue y qué hizo esa persona.

Ya es hora que se sepa la verdad y que desaparezcan estos rastros.

Este Gobierno homenajea a un dictador, porque es un gobierno dictatorial.

SAN LUIS. Setiembre 26 de 2.006

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.