San Luis digital

Finalizó la muy publicitada exposición San Luis Digital, una de las tantas muestras emparentadas con los negocios de moda en nuestro gobierno provincial.

Junto la gran cantidad de público, se vieron fallas en las conexiones de Internet que son imposibles de explicar en un encuentro en que justamente  Internet era la gran estrella. Y muy especialmente el servicio de Wi – Fi que se  viene con todo. Pero esas son cuestiones que suelen ser fácilmente solucionables, siempre y cuando interese más el servicio que el negocio fácil. Lo que en este Gobierno no suele ser lo más frecuente. Por lo que el tema debe analizarse de modo más amplio.

Desde hace mucho que se nos viene hablando de una provincia informatizada. Primero con la Autopista de la Información, a la que ahora se le agrega el San Luis Digital, con el apoyo de la Universidad de La Punta, aún no reconocida nacionalmente, por lo que sólo sirve para una punta de negocios. Más la entrega de PC a escuelas y de notebooks  gratuitas a  alumnos de toda nuestra geografía provincial. Pero las ventajas anunciadas no parecen haber llegado a la provincia.

Decimos esto sabiendo que la informática ayuda en mucho al conocimiento de lo que hace un gobierno y sus integrantes,  aumentando la transparencia. Y eso no ocurre. Por ejemplo:

1* La página de la Cámara de Diputados mostró hasta hace un par de meses un atraso de un año en su información. Se detuvo allá por agosto-setiembre de 2007. Ahora decididamente no está habilitada. Todas las formas de acceder a ella están bloqueadas Y no se puede saber qué leyes se han aprobado, qué diputados trabajan y cómo. Ni cómo  debaten nuestros representantes.

2* La Cámara de Senadores nunca tuvo página. Para qué gastar pólvora en chimangos, si allí no hay iniciativas, ni debate.

3* Junto a la de Diputados, también desapareció la página del Defensor del Pueblo. La que tenía un atraso notoriamente mayor, ignorando en algún sitio menor por ejemplo que el  Dr. Sopeña dejó esa función allá por octubre de 2004. Quizás este cierre obedezca a la necesidad de esconder la violación de la ley por parte de los vice gobernadores y los legisladores oficialistas que hace cuatro años no eligen Defensor del Pueblo.

4* Hoy, no se puede acceder a las leyes vigentes, tarea que suele ser muy solicitada a los alumnos de nuestras escuelas. Y cuando eso era posible, el sistema tenía una limitación que bien puede resolverse copiando el sistema informático de leyes que el Gobierno Nacional tiene desde hace muchos años; el que permite acceder a la ley vigente y a toda otra disposición  que la reglamente, complemente o modifique. Aquí eso no se puede y la información en el mejor de los casos es parcial.

5* No bien  en marcha el sistema informático al servicio de los centros de salud, se vio que no es bueno y ya se pide su cambio. Con tanto empresa dando vueltas y haciendo buenos negocios, no se pudo encontrar una que haga bien las cosas? para que realmente nos sirva en el día a día?

La autopista lleva años y hoy con la digitalización sólo hacen facha y originan negocios.

Queremos una  informatización cierta y útil tanto para nuestra calidad de vida, como para seguir de cerca la marcha de nuestras instituciones y la capacidad y honestidad de nuestros representantes.

Por ahora, los programas informáticos del gobierno,  las empresas que se radican, los negocios que se cierran y las compus que se reparten no apuntan para lo bueno. Es decir, estamos ante más de lo mismo. Por lo que pensamos que la mucha publicidad  tiene relación directa con la mayor necesidad de esconder lo turbio. Como desde hace tanto.

SAN LUIS* Setiembre 29 de 2008

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.