UNA BUENA NOTICIA ( … o casi)

El pasado 30 de mayo la provincia dio inicio al funcionamiento de las escuelas primarias con jornada extendida. Esto ocurrió en la Escuela Nº 139 “Bartolomé Mitre”  ubicada en San Roque, ciudad de Juana Koslay. Acto al que asistió una funcionaria del Ministerio de Educación de la Nación.

 Es una buena noticia.

Porque la jornada extendida es una forma de trabajo que incrementa en al menos dos horas diarias la presencia y trabajo de los alumnos en su escuela, lo que constituye una buena forma de afianzar y profundizar su educación.

Está  legislada en el Art 28º de la ley 26206 para la totalidad de las escuelas primarias del país y en todos los grados. Posteriormente se acordó que para el año 2010, el 10% de las escuelas de cada provincia debían funcionar con jornada extendida. Meta que por cierto y muy lamentablemente, no se cumplió. Más aún, la mayoría de las provincias, incluida San Luis; a esa fecha no habían dado ningún paso en esa dirección, y sólo unas pocas habían avanzado algo en cumplir la ley.

Los anuncios oficiales señalan que en poco tiempo más se irán incorporando a esta forma de trabajo las restantes escuelas de las diez que a comienzos de año se anunció serían las primeras en contar con esta jornada extendida.

En la Escuela Mitre la jornada se aplica a los grados 4º,5º y 6º. No se conocen aún  precisiones acerca de cuándo se incorporarán los grados restantes, si bien esto habrá de depender de los recursos nacionales. Ésto,  por cuanto la Nación se ha comprometido a proveer  recursospara las ampliaciones edilicias que sean necesarias y para la alimentación de los alumnos.

Es de destacar entonces que el Gobierno Provincial haya decidido  cumplir de una buena vez con la ley con  recursos propios.

Existe una versión, no comprobada; según la cual la Nación giraría fondos para la alimentación de los alumnos, en el orden de los CUATRO O CINCO PESOS por día por alumno. Suma ridículamente baja que de ser cierta la versión, se constituiría en un serio obstáculo.

De los casi.

Pero como estamos en San Luis y más aún, en su educación; las buenas noticias no terminan de ser buenas. Siempre las falta algo.

a)      La experiencia comenzó a casi siete años de aprobada la ley y sin que antes se haya dado ninguna explicación o razón para esta mora.

b)      No recuerdo (y espero equivocarme) que la dirigencia política provincial haya reclamado por este incumplimiento al gobierno provincial, ni haya intentado instalar el tema en la agenda política, ni en el conocimiento del pueblo sanluiseño, para que éste sepa que se le estaba cercenando un derecho educativo.

c)      Según lo expresó la Prof. Olga García, Jefa del Programa de Educación Obligatoria; el servicio de la alimentación de los alumnos estará a cargo de la Municipalidad y de la cooperadora. Esta forma puede ser válida para el inicio y es correcto que no se quiera cargar a los docentes con tareas de ecónomas, cocineras, etc. Pero siendo  que la jornada extendida  deberá permanecer para siempre en  nuestra educación, hay que ir previendo con tiempo el personal de planta permanente que se haga cargo de este trabajo: Que no sea éste un nuevo espacio para pasantías, planes asistenciales, etc; que no son sino eufemismos que buscan esconder el trabajo en negro y el clientelismo político.

d)     La Prof. García señaló asimismo que las actividades que se desarrollarán en esta jornada extendida serán planificadas por la Universidad de La Punta y estarán a cargo de docentes que esa misma universidad designe como lo hace siempre:  por fuera del Estatuto Docente, sin garantías ni de formación ni de carrera docente.  Es decir, ampliando la precarización de la docencia que viene instalando lenta pero persistentemente desde hace ya muchos años este gobierno.

El pueblo de San Luis, y el de toda la República, debe saber que tiene el derecho a una educación primaria en jornada al menos extendida (puede ser también completa). Que esta jornada significa una cierta y firme posibilidad de mejorar la educación de nuestros niños. Que las provincias vienen mostrando un inexplicable atraso en cumplir con esta legislación. Que la Nación no está cumpliendo con su compromiso de aportar fondos para edificios y alimentación.

Será muy bueno que para saber cómo se avanza en el cumplimiento de la Ley de Educación Nacional (26206) cada nuevo presupuesto provincial indique con claridad los recursos humanos, edilicios, etc que se irán asignando año a año hasta cubrir la totalidad de las escuelas y grados con esta nueva jornada escolar.

Por lo que nos queda el reclamo incesante para que los gobiernos nacional y provincial, den muestras acabadas de querer cumplir con la ley y todos nuestros derechos.

                                   SAN LUIS. Junio 3 de 2013.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.