SOBRE CARNAVAL Y MONUMENTOS

Rafael Alejandro Moyano
A quien se sienta puntano y me quiera interpretar:

“ … ve llorar la Biblia junto a un calefón” Cambalache

Con gran dolor leo en el Diario de la República “Largó el Carnaval de Río” … y dando realce a la noticia, en la portada y la contratapa la foto del símbolo de esta edición de este carnavalesco evento:    la carroza de San Luis, que, -en una poca feliz idea-, es una reproducción, muy bien lograda por cierto, del Monumento al Pueblo Puntano de la Independencia.

Confieso que leí la noticia con un gran dolor y con mucha más bronca.

¿ Era necesario utilizar ese ícono de nuestro terruño, de nuestro pueblo puntano, con todo lo sagrado que él simboliza, para marcar la presencia de “nuestro” San Luis, en esta bulliciosa fiesta ?

Muchas ideas se agolpan en mi mente y cada vez encuentro más argumentos de este doloroso sentir.

Podemos hablar de “identidad de un pueblo”.

En el decreto de llamado a concurso N° 428 del 30 de marzo de 1990, para la realización de este  monumento se indica: “Se proyectará un monumento que exprese: “un pueblo en armas dispuesto  al sacrificio, erguido con decisión sublime sobre la realidad telúrica que fue su escuela”.

Esto es lo que fue tan bien logrado en nuestro monumento. Habla del pueblo, habla de su sacrificio,  de su entrega, de su generosidad, de su valor, de su heroísmo, de su disponibilidad “al llamado”.-

Habla de hombres y mujeres dispuestos a darse totalmente por un ideal, por una gesta, por su patria.

Y como es idiosincrasia del puntano, con sencillez, en silencio, sin doblez, sin alardes.

Estas características están representadas en la imagen central, que representa el “espíritu del  pueblo”. Vienen luego otras figuras encabezadas por el jefe del Estado, entonces el Gobernador Dupuy y siguen representaciones de todos los estratos de nuestra comunidad: el arriero, la artesana  hilandera, el labriego, el minero, el esclavo liberto, los donantes de joyas y bienes, el religioso …

Este “ES” el pueblo puntano, este monumento ES su símbolo. He compartido el sentimiento  con muchos conciudadanos –y debe haber sido la idea rectora por la que nuestros gobernantes  pergeñaron esta obra- de que AUN NOSOTROS, en la actualidad, estamos allí representados.

Como un “injerto”, en nuestras costumbres, nuestras tradiciones, nuestra cultura, hemos recibido esta bulliciosa embajada brasilera, -con su repetición ya de algunos años- que tiene poco que ver  con la forma de ser de nuestro pueblo puntano. ¡ Cómo será de extraño que no se ha podido cambiar
ni el nombre: “El Carnaval de Río de San Luis” . Río de Janeiro, Brasil, … miles de kilómetros de distancia, culturas diferentes, tradiciones  diferentes, es decir, para definirnos como puntanos … lo más lejano a lo que sería identidad de un pueblo.

Volviendo a nuestro Monumento: Allí está representado el “espíritu del pueblo puntano”, con las cualidades mencionadas. Pero también es “memoria de los héroes que dieron su vida por la Patria”.

Y también es el llamado “Templete de las Reliquias”… mausoleo simbólico de todos estos héroes  y mausoleo real de aquellos primeros granaderos que dieron su vida en San Lorenzo.- Es también representación del “Altar”,-los campos de batalla donde se sacrificaron- los cientos de hombres y mujeres cuyos nombres tapizan las paredes del “templete”.

Todo ésto, le da a este lugar, la calidad de SAGRADO, digno del más puro respeto y veneración.

Volviendo al carnaval y su carroza:

Insisto en lo poco feliz de la idea de elegir Nuestro Monumento como motivo central y símbolo  de San Luis para pasearlo en una carroza. ¿Pondríamos a nuestra bandera o a nuestros escudos –
nacional o provincial-, o alguna representación del Himno Nacional, como motivos de la carroza carnavalesca? Creo que NO. (Y así lo espero para un futuro).- Pues bien, nuestro Monumento está a un nivel similar y –en algunos aspectos hasta superior- a estos símbolos patrios.- Han sido en cambio, acertadamente, motivos de la tradicional “Procesión Cívica” del 24 de mayo, manifestación popular por nuestra participación en la gesta emancipadora .

Encima: UN LAMENTABLE AGREGADO:

Toda carroza tiene su “Reina”.- En la carroza que nos ocupa vemos al pie de nuestro monumento, reproducido tan fielmente, a una graciosa y bella mujer, que por toda vestimenta luce no más que algunas vistosas plumas.- Me imagino, -porque no lo he visto-, que se mueve haciendo gala de una simpática cadencia, al ritmo, no de una cueca cuyana sino de una “samba brasilera”.-

A los ojos: todo muy bonito.-

A los sentimientos de los que nos creemos y todavía nos sentimos “auténticamente” puntanos y trayendo aquí los argumentos que justifican sobre lo “sagrado” de nuestro monumento, todo este conjunto (carroza, reproducción del monumento, reina, lugar, circunstancia) lo hace absolutamente
irrespetuoso e irreverente, agraviando la memoria de los que son recordados y honrados y  lesionando el sentir de los amantes de la querida patria chica.

En memoria y homenaje a los que dieron su vida por la Patria: quiera Dios que no se repita esta  experiencia.

En memoria de nuestros gloriosos antepasados sirvan estas líneas como desagravio.

3 pensamientos sobre “SOBRE CARNAVAL Y MONUMENTOS”

  1. Me sumo al desagravio y agrego mi repudio porque en nombre de esta fiesta popular, no solo se falta el respeto al monument;, más grave aun, se falta el respeto al escudo de San Luis, cuando al promocionar el carnaval se utiliza en el diario de La República el escudo provincial atravesado por la misma cinca que atraviesa el globo en la bandera de Brasil, con la leyenda “orden y progreso”, escrito en portugués.
    No solo es tiempo de mirar hacia afuera, también es tiempo de que como sanluiseño, nos pongamos de pie, rompamos esta apatía vulgar que nos invade y evitemos que nos sigan violando sistemáticamente la constitución provincial.
    Es mi deseo que quienes tengan la autoridad dada por le propia constitución, hagan lo que se deba hacer.

  2. Adhiero totalmente a los conceptos del escribano Moyano. Y lo felicito por sus apreciaciones, que seguramente son las mismas de muchos puntanos.
    No sabía lo de la carroza, ya que mi indignación con esta fiesta faraónica que siguiendo las actitudes de los Rodriguez Saa, se dan cada año, hace que no vaya al carnaval, ni me interese por conocer sus pormenores. Para estas cosas si tiene dinero el gobierno, para ocuparse de la salud y de sus prestadores, no hay plata. En realidad lo que no hay, es la voluntad para servir al pueblo en sus verdaderas necesidades.

  3. Con el mayor de los respetos , me sumo a vuestras apreciaciónes muy acertadas, considero que no hay políticos que realmente ejerzan la política, solo veo politiquería. Mundial, aunque muchas cosas se puedan rescatar. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.