PACTO TERRAZAS DEL PORTEZUELO

En el pasado mes de marzo nos sorprendimos   en San Luis con  dos reuniones de las  que sin entrar en más detalles, puede decirse que son bienvenidas y dignas de aplauso.

Son las que celebraron por un lado Adolfo Rodríguez  Saá y Carlos Sergnese con legisladores provinciales de la denominada “oposición”. La otra, la que convocó el Gobernador Poggi con la dirigencia de todos los partidos políticos reconocidos en la provincia.

En una democracia que se precie de tal, estas reuniones no debieran sorprender y sí ser frecuentes, al menos para acordar cuestiones de índole institucional, atinentes a perfeccionar permanentemente  nuestra democracia republicana, para asegurar la división e independencia de los poderes, para acordar políticas de estado que permitan alcanzar en Bien Común y la dignidad de los sanluiseños.

 

El tema convocante

El tema único de estas reuniones fue la instalación definitiva y permanente en San Luis de la modalidad de las elecciones PASO, es decir las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias, que tuvimos aunque en forma provisoria en las elecciones provinciales  de 2011.

Ya he dicho  de mi oposición  a estas elecciones  ya que entiendo son una encuesta a escala real que solo favorece  a los que ejercen el poder y cuentan con grandes aparatos electorales mantenidos desde ese mismo poder,incorporando un nuevo componente  al viejofraude electoral.

De lo informado sobre esos encuentros nos enteramos del acuerdo logrado entre los representantes del oficialismo feudal ylegisladores y dirigentes de la “oposición política”.  Éstos tan solo mencionaron y sin demasiada insistencia, la conveniencia de la boleta única, la que siempre es rechazada de plano por el adolfo-albertismo, ya que constituye en la modalidad vigente en Santa Fe, el mejor sistema de sufragio actual en Argentina.

Todos acordaron apoyar el proyecto de ley que presentará el Gobernador Poggi  según anunció ante la Asamblea Legislativa.

¿Cuáles  son los argumentos que convencieron a la “oposición”?

Según las expresiones recibidas de varios de los participantes, las  ventajas de esta reforma en el sistema electoral provincial son:

A* El gobierno se hará cargo de la impresión de los votos (¿acaso otro negocio asegurado para Payné?).

B* Habrá aportes económicos para los partidos (que desde hace años están incluidos en la legislación y que nunca cumplió el gobierno).

C* Espacios asegurados en los medios de comunicación.(Como si la programación del Canal 13 TV fuese a dejar de ser básicamente propagandística del gobierno)

 

Es decir, que por sólo promesas de ayudas económicas para los partidos políticos,  se da acuerdo a una legislación que a mi juicio, sólo tiene ventajas para quien ejerce el poder.

 

Lo que no se trató.

No se habló,  de la no designación del Defensor del Pueblo, cargo vacante desde 2004.

No se habló dela persistente violación a la Constitución  en las convocatorias a elecciones municipales. La que por  persistente ya no es error.

No se habló de respetar la ley Estatuto del Docente, tanto en el tema concursos como en la integración de todos los organismos técnicos que prevé la ley. Mucho menos  de anular las designaciones  hechas por fuera de esa ley.

No se habló del problema de la salud pública,  en tan fuerte crisis en toda la provincia.

No se habló de la necesidad de legalizar la situación de la Universidad de La Punta, siempre fuera del sistema universitario nacional.

 

En fin, que no se trataron, ni mencionaron muchos temas de importancia vital para todos los sanluiseños y en especial para que tengamos una democracia republicana con todas sus instituciones funcionando y con  sus funcionarios, de uno y otro pensamiento político, trabajando mancomunadamente y por encima de diferencias partidarias, en la resolución de las cuestiones sociales, económicas e institucionales que hoy nos aquejan.

Nadie ignora que esos temas no son de interés del feudo y que éste se negará siempre a incluirlos en una agenda política. Pero es obligación de quienes aman la democracia el plantearlos siempre, poniendo “la pelota” en el área contraria para que den explicaciones. Y que el pueblo todo sepa por qué le decimos feudal y corrupto a este gobierno.

Se dejó pasar la oportunidad para evidenciar la vocación totalitaria de este gobierno.

Esto de las PASO es un invento pergeñado por el kirchnerismo y motorizado aquí por Adolfo Rodríguez Sáa y Carlos Sergnese, y ahora institucionalizado por el gobernador Poggi.  Una propuesta electoral con esos autores y padrinos, nos dice la experiencia, no puede ser buena.

Creer lo contrario es  de una ingenuidad alarmante.

 

Se acordó introducir definitivamente  las PASO en San Luis. La oposición cayó en la trama que le tendió el feudalismo gobernante y éste logra una herramienta que le ayudará en mantenerse en el gobierno a cambiode abrir la billetera presupuestaria a los partidos políticos.

Un pacto. Innecesario y dañino. Un pacto como aquel de Olivos, en que el menemismo obtuvo lo que quería. Y cuyas consecuencias aún sufrimos.

Este vendría a ser el Pacto de Terrazas del Portezuelo, en el que los Rodríguez Sáa, hoy representados por  Claudio Poggi,  se aseguran  que la vida democrática de San Luis siga como hasta  ahora.

 

Se acabó la alegría inicial. Si las reuniones son para esto… mejor que no se hagan más.

No resulta posible creer en el espíritu democrático y en la honestidad electoral de este gobierno provincial. No creo que sea posible un diálogo constructivo con ellos, sólo hay que preocuparse de construir algo nuevo y distinto a lo actual para recuperar la democracia republicana en nuestra provincia. Y también en la Nación.

 

 

San Luis. Abril 15 de 2013

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.