OBRAS ESCOLARES EN EL VOLCÁN.

Hace pocos días el Gobernador Poggi  anunció la decisión de realizar obras en el Centro Educativo Nº 6 de El Volcán. Tareas más que necesarias y que surgen de la tradicional mala política para analizar, planificar y concretar gran parte de la obra pública.

 Esto lo digo porque durante el gobierno de Adolfo Rodríguez Sáa se construyó una escuela para que funcionen en ellas los niveles inicial, primario y secundario, sin ninguna previsión de crecimiento de la población estudiantil a futuro. Al poco tiempo las aulas fueron insuficientes.

También se construyó en ese momento y  así se lo anunció con bombos y platillos, una pileta de natación cubierta. La que nunca pudo funcionar porque debía alimentar su sistema de calefacción con tubos de gas de 45 Kg, algo para nada conveniente desde lo económico. Razón por la cual quienes aspiraron a gestionar privadamente la pileta por la vía de la concesión, abandonaron  prontamente sus aspiraciones.

Lejos se estaba en aquellos años de pensar en una extensión de la red de gas natural hacia esa localidad.

¿De quién fue la responsabilidad de construir lo que se sabía no podía utilizarse  por sus elevados costos de funcionamiento?

Más de 10 años la pileta sin funcionar, como un monumento a la incapacidad e imprevisión, terminaron por ocasionar un gasto ocioso y a la larga,  serios daños en su estructura, lo que incrementa ahora el costo de las obras.

Bueno sería que los responsables de haber planificado y aprobado una obra así sean quienes paguen los gastos de reparación que ahora deben  afrontarse nuevamente con  el presupuesto al que todos aportamos.

Es de esperar que de una buena vez,  el Centro Educativo  Nº 6 tenga el edificio que necesita y que éste pueda ser utilizado en su totalidad.

Otras cuestiones

a)      Los docentes.

Aún  está en marcha  un sumario que el Ministro de Educación Dr. Sosa, le inició el año 2012 a una docente del Nivel Inicial, porque ésta le reclamó con firmeza por el largo tiempo que transcurría sin que se designen docentes para Educación Física. El reclamo fue en la Escuela, después de numerosos e irresueltos pedidos hechos por escrito y siguiendo la vía burocrática  vigente; y también se lo hizo en la vía pública.

El ministro se enojó por ese reclamo, y según parece para él  ni los docentes ni los padres ni los alumnos tienen derecho a enojarse por la falta de respuestas ministeriales en proveer los docentes necesarios.

El Ministro inicia sumarios a los que reclaman lo necesario. Y qué pasa con los funcionarios que no funcionaron dejando a muchos niños sin docentes, en un acto claro de discriminación e incapacidad.

Ojalá que estas reformas edilicias alberguen a todos los docentes que esta escuela necesita. Aspiración válida para todas las situaciones similares que se viven en nuestras escuelas provinciales.

b)      El nombre de la Escuela

Este Centro Educativo Nº 6 de El Volcán lleva el nombre de  Subsecretario Carlos Sadoc San Martín; quien fuera funcionario de los gobiernos provinciales durante las dictaduras de Onganía y de Videla, ese fue su mayor ”mérito” para que se dé su nombre  a una Escuela.

Dar a una escuela el nombre de una persona es homenajear a esa persona y ponerlo como ejemplo a la comunidad educativa y a la misma localidad.

Se ve que participar de las dictaduras es malo cuando se trata de otras personas, pero es bueno cuando son amigos o “tropa propia”.

El nombre surge por la fuerte relación existente entre las familias Rodríguez Sáa y San Martín. Para quienes está bien que el Sr. Carlos S. San Martín haya formado parte de las últimas dictaduras. Como para el gobierno nacional está bien que Alicia Kirchner haya sido funcionaria provincial en Santa Cruz durante toda la última y sangrienta dictadura.

Todo pasa por callar y dejar pasar.

Pero nos queda claro el poco espíritu democrático que alienta a los responsables de esto.

Más información acerca de esto último en:

http://www.tochimoreno.com.ar/2006/09/centro-educativo-el-volcan/#more-291

Todos los reclamos efectuados  fueron eficazmente callados y escondidos.

¿En algún momento alguien le pondrá el cascabel al gato?

 San Luis. Abril 11 de 2013

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.