Más del Defensor del Pueblo

Allá por noviembre  de 2004 el Dr. Sopeña renunció como Defensor del Pueblo, toda vez que finalizado su mandato no se había elegido su reemplazante. Desde entonces – casi cuatro años –  desempeña ese cargo como interino el Dr. Toranzo.

Según la ley vigente el mandato del Defensor del Pueblo tiene la ridícula duración de un año, pero así lo fijaron los legisladores, seguramente a gusto del Gobernador.

La Asamblea Legislativa (diputados más senadores) es quien elige  al  Defensor. Para lo cual debe ser convocada por el Vice Gobernador quien la  preside.  Está claro que la responsabilidad de esta flagrante violación a la ley son antes la Sra. Blanca Pereyra (hoy intendente de Villa Mercedes) y hoy el Dr. Jorge Pellegrini. También debieron intervenir en esto la  presidente del Senado, Sra. Antonia Salino, y el de Diputados, Prof.  Julio Vallejos. Y en menor medida todos los legisladores oficialistas ya que son los únicos en condiciones de reunir el número mínimo para proponer candidato. Los diputados de la oposición han desconocido el mandato de Toranzo.

Denuncié reiteradamente este  delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público.  Por cierto que los medios oficialistas, incluyendo al canal del estado provincial, no se dieron por enterados, tan ocupados siempre en ocultar  la inoperancia e irresponsabilidad de sus jefes.  Nunca se le movió un pelo a ninguno de los responsables.

En Noviembre de 2007 inicié una causa penal en el Juzgado Penal 3, en ese momento a cargo de la Dra. Gregoraschuk. En este 2008 la Fiscal Dra. Elizabeth Giménez, se expidió  diciendo que la denuncia era pertinente; por lo que la jueza debió avocarse a resolverla. Se fue esa jueza interina, ese despacho es atendido por turnos por los otros dos jueces penales; pero el expediente está enterrado vaya uno a saber dónde, pese a que ya hay dos pedidos d e pronto despacho. Este año amplié la denuncia incluyendo en ella al Dr. Pellegrini, a quien le informé  por Carta Documento.

¿Será que esta justicia provincial  teme actuar cuando integrantes de este gobierno tiránico son acusados de algún delito? Pero este temor, puede llegar a convertirse en complicidad cuando pasa tanto tiempo permitiendo que se erosione la plena vigencia de las instituciones de nuestra democracia republicana. Y este delito de incumplimiento está pronto a cumplir cuatro años. Y la responsabilidad es  exclusiva de integrantes de la mayoría partidaria que gobierna desde 1983.

¿Será que algún empleado esconde estos temas a los jueces? Y  me pregunto, ¿ante tanta denuncia pública, no debieran los jueces actuar de oficio en una cuestión tan dañina para nuestra democracia? ¿Es así como se quiere educar a las jóvenes generaciones?

Según versiones periodísticas recientes  parece que los diputados oficialistas quieren pedirle la renuncia a Toranzo. Más allá de que  a mi juicio Toranzo  debió haber renunciado hace mucho por dignidad y por respeto a la ley; este pedido parece un intento de culpar a Toranzo por lo que ellos no hacen.  Señores legisladores oficialistas les digo con claridad y firmeza: no pidan renuncias, cumplan con sus obligaciones de ley,  no miren para otro lado. Dejen de esperar órdenes, ejerzan sus cargos.

No cumplir con una ley es delito; y quienes lo hacen son…

No sería de extrañar que una vez que se elija un nuevo Defensor, aparezca algún juez que rápidamente  diga que mi denuncia deviene en abstracto. Pero en todo lo que pueda seguiré insistiendo porque entiendo que el incumplimiento tardío no borra  el delito de incumplimiento durante casi cuatro años.

Hay gobernantes y legisladores que vienen violando la ley y socavando las instituciones democráticas de nuestra república. En algún momento deberán pagar lo que hacen.  En la justicia y en las urnas. Que sepa el pueblo quienes son los que hacen su antojo en  lugar de cumplir la ley, porque son los mismos que mañana se rasgarán sus vestiduras haciendo gala de democráticos, cuando llegue la hora de obtener votos.

Hago votos para que en la justicia provincial alguien se dé por enterado y le dé una buscadita al expediente, lo desempolve y lo resuelva responsablemente con la ley al alcance de su vista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.