LE PROPONGO EDITORIALES

 CARTA ABIERTA A ALBERTO RODRÍGUEZ SAÁ

Poco después de haber cumplido su segundo mandato como Gobernador de San Luis, decidió Ud. radicarse en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para participar electoralmente ahí. Y así lo hizo como pre candidato a Senador Nacional en las PASO 2013.  Debo confesarle que esa candidatura suya me resultó dolorosa toda vez que contó con el apoyo del Partido Demócrata Cristiano de ese distrito. Pena que se suavizó con el pésimo resultado electoral que obtuvo y aunque  podía intervenir en la elección definitiva, se bajó valientemente.

Y haciéndome recordar aquello de “…las uvas están verdes”, anunció hace unos días su reincorporación al padrón electoral sanluiseño, expresando que lo hacía decidido a retomar su vida política. Es claro, acá juega de local, tiene una fuerte estructura multimedial, más el canal estatal  al servicio casi exclusivo del gobierno. Bueno…a su servicio y el de su familia.

Retoma la  política provincial para asegurarse  que no se le revuelvan los hilos largamente tejidos para controlar todo lo más que pueda los tres poderes tal como ha sido característico del gobierno de su familia. Y preparándose para objetivos mayores seguramente. Por ahora lo hace en  “editoriales” por la cadena radial  Xilium, luego transcriptas por su Diario de la República y con distintos ecos en todos los restantes medios provinciales.

Algunas de sus  editoriales  originaron  importantes cambios en las políticas del gobernador Poggi y verdadero temor por parte de la tropa oficialista,  ya que ser criticado en  ellas significa caerse del Olimpo político del feudo sanluiseño.

Un ejemplo del peso de esas editoriales fue la que llevó a Poggi a frenar el pedido de  reconocimiento a la Universidad de La Punta, la que por eso sigue fuera del sistema universitario nacional.

Estamos en estos días viendo cómo sus editoriales referidas a  El Trapiche terminaron con la renuncia de sus Intendenta Comisionada Sra. Gabriela Ciccarone. Si bien ella aduce atendibles razones de índole familiar,  a nadie escapa cómo se cuece el guiso político en el oficialismo provincial.

Ud. quiso deteriorar, agotar lo más posible a Ciccarone, como antes lo supo intentar con Carlos Ponce en la ciudad capital.  Ratificación del nulo respeto a la institucionalidad republicana con que se maneja en la vida política. Y cada vez peor.

Ud. llevó cabo un verdadero acoso, un “bulling” político  a la Sra. Ciccarone.

¿Las causas?

Quizás Ud. esté cobrando algunas facturas en el departamento Pringles en donde su fuerza política perdió un diputado provincial después de varios períodos.

Quizás Ud. esté cobrando facturas a Ciccarone por haberle ganado la interna a su amigo y socio Hugo Hissa.

Quizás Ud. esté elucubrando alguna nueva estructura municipal allí donde vive: mansión Los Peñitos en El Durazno-Estancia Grande, también  depto. Pringles.

Quizás simplemente Ud. esté necesitando hacer una demostración de fuerza en su regreso político,  yendo no ya  contra ministros designados, sino contra quien fuera elegida por su pueblo para cumplir un mandato constitucional.

Con estas acciones, Dr. Alberto Rodríguez Saá, Ud.  quiere demostrar  quién tiene el poder en este gobierno provincial, marcándole la cancha a todos, especialmente a su alumno, a su delfín, Claudio Poggi;  a quien parece ser que Ud. tan sólo le “ha prestado” el cargo de Gobernador.

En ningún caso ha actuado  Ud.  con  el respeto del maestro hacia un alumno, marcándole errores en forma prudente y  cara a cara. Lo hace a través de sus medios, sabiendo de su repercusión.  Y lo hace así porque es un señor feudal en pleno siglo XXI y necesita demostrar a todos (por si hiciera falta) quién es quién en San Luis.

Algunas ideas.

Por supuesto que no se me ocurre limitar ni censurar  su tarea periodística como editorialista. Al contrario, me encuentro en medio de un ataque de solidaridad, por lo que le propongo algunos temas para que editorialice acerca de algunas cuestiones provinciales.

Podría Ud. editorializar acerca del robo de las placas conmemorativas colocadas  en el anterior monumento a San Martín en Las Chacras. De cómo ni se denunció ni se investigó el hecho. Sí, ya sé. Es un tema viejo, de 1991, pero como a Ud. le gusta tanto la historia y la cultura, en una de esas se le ocurre algo.

Podría Ud. editorializar acerca de la incapacidad demostrada en la construcción del Dique Nogolí, en la que por falta de estudios previos, el costo final fue al menos tres veces superior al presupuesto original.

Podría Ud. editorializar acerca de los millones que se pagaron para las inexistentes  cloacas de El Volcán,  con una planta de tratamientos nunca  habilitada y  la red destruida en buena parte por la obra de gas natural.

Podría Ud. editorializar acerca de lo mal que se investigaron muchos crímenes, por ejemplo el de los pibes Luna y Martínez.

Podría Ud. editorializar acerca de la caducidad sin investigación del itakazo que recibió Marcelo Bustos Padovani en una manifestación ruidosa pero pacífica en el 2004.

Podría Ud. editorializar acerca de cómo el gobierno provincial explota a los docentes con bajas remuneraciones y especialmente la cruel e inconstitucional forma de pagar el denominado “segundo cargo”.

Podría Ud. editorializar acerca de cómo se va desarmando la educación pública con las escuelas auto gestionadas (charter), las digitales y la intromisión de la Universidad de La Punta como un casi segundo ministerio de educación.

Podría Ud. editorializar acerca de cómo el gobierno provincial está destruyendo la salud pública con las bajas remuneraciones a los profesionales, vaciando algunas especialidades en los hospitales o vaciando los laboratorios de las localidades que casualmente, están gobernadas por la oposición.

Podría Ud. editorializar por la también lamentablemente baja remuneración de la Policía Provincial y de cómo supieron egresar oficiales sin haber tenido práctica en el uso de armas de fuego, o de cómo se tapan algunos casos de violencia acaecidos en el instituto en que se forman estas fuerzas.

Podría Ud. editorializar acerca de  la persistente violación a la constitución provincial por la no designación del Defensor del Pueblo. Y esto le daría la oportunidad de arremeter contra el Legislativo, cosa que hasta ahora no hizo. Aproveche.

Podría Ud. editorializar acerca de la persistente violación a la constitución provincial al convocar mal a la elección de autoridades municipales. Entre otras localidades, El Trapiche debe elegir Intendente y Concejo Deliberante. Digo esto por si Ud. no tuvo tiempo de leer la Constitución. Entre editoriales, teatro, pinturas y esculturas  a lo mejor se le pasó.

Bueno, no se puede quejar; le propongo varios temas. Tiene para un rato. Si se le acaban y no tiene otra cosa, me avisa. Quedan algunas  en el tintero. ¡No problem!

Y… sí. Lo sé. Algunas de estas cosillas le tocan a su hermano Adolfo y otras  a Ud. mismo. A Poggi también le toca, unas por herencia, otros por las propias.

Pero en estas épocas es bueno mostrar  algo de autocrítica. Digo, como para ser más creíble, dar la pinta de honestidad intelectual y política.

En una de esas, hasta puede convencer algunos indecisos.

Una última.

Ud. es una persona muy ocupada y no debo quitarle más tiempo. Pero déjeme una última idea para que editorialice.

Editorialice proponiendo a Poggi que no designe un interventor por el resto del mandato de Ciccarone, sino que convoque a elecciones para eso. Quedarán como grandes  demócratas y en una de esas, si Ud. tiene el domicilio por ahí, se presenta, gana, tiene un sueldito por año y medio y va calentando el motor para el  2015.  ¿Se imagina la guita que le puede pasar Poggi para que haga una buena intendencia? Y si no tiene el domicilio, no importa, se han arreglado cosas así antes.  Algo se le ocurrirá.

Como hay bastante mala memoria desparramada por ahí, va a quedar bien mostrándose así de democrático.

Cualquier otra cosa ya sabe… me avisa.

Saludos

                                              SAN LUIS. Mayo 6 de 2014.

Un comentario sobre “LE PROPONGO EDITORIALES”

  1. Junto a los vecinos de la cuadra, nativos de Merlo de +60, sintonizamos la emisora de Alberto que difunde muy buena música a través de la frecuencia FM 91.1.

    Cuando aparecen las tandas publicitarias, un tantito monótonas, se percibe una disminución ostensible del sonido, que se agudiza cuando dialogan el conductor y alguien que hace una desagradable imitación del estilo de “Doña Jovita”.

    El carisma activo de Adolfo, en conjunción con el insoslayable malabarismo contable de Claudio y Alberto en el rol multifacético de la familia cerrando el circuito, han conformado una Provincia de San Luis que se destaca en el concierto nacional. Winston Churchill refiriéndose a héroes de la Segunda Guerra Mundial dijo: “Never was so much owed by so many to so few”; la paráfrasis de las últimas 3 décadas aplicable a San Luis sería: Hubo unos pocos que mucho hicieron por tantos. “Tochi” Moreno (viejo amigo de la UNSL) insiste que el compromiso democrático del gobierno provincial se completaría amablente con retoques aquí y allá, entre otros, con la esencial designación del Defensor del Pueblo.

    Un cordial abrazo para todos, Daniel Oviedo

Los comentarios están cerrados.