La paja en el ojo ajeno

La editorial de El Diario de la República del día 8 de diciembre termina así:” En todos estos actos es imperioso que se anteponga el interés general y que se respeten las leyes. Si así no lo hicieren…”

Resulta entre burlesco y ofensivo  que el diario exija a otros que cumplan las leyes, cuando desde el gobierno provincial sus dueños, los hermanos Rodríguez Saa,  las ha violentado al cansancio, ante el silencio periodístico de ese diario.

El que sostiene y aplaude al gobierno a través de la mentira institucionalizada, del engaño, del ocultamiento informativo. Así es como ha deformado la realidad política provincial y la conciencia política de gran parte del pueblo sanluiseño.

Entre tantas otras cosas este Gobierno Provincial es responsable de violar sistemáticamente el Art 250 de la Constitución Provincial ( y su ley reglamentaria), convocando para Intendentes Comisionados donde debe convocar para Comisiones Municipales.

Los últimos dos  vice gobernadores y los legisladores oficialistas desde 2004 a la fecha son responsables de no haber elegido un Defensor del Pueblo, pese al mandato constitucional y a la ley específica.

Pero  El Diario de la República nunca se preocupó por informar estas cuestiones, excepto menciones menores. Y eso que son violaciones de larga data.

Participan de este esconder lo que el gobierno quiere esconder no solo el Diario de la República, también  Canal 13 SAT (que es estatal, pero sólo sirve al gobierno), y muchos otros medios y periodistas  decididamente enrolados tras el gobierno, o temerosos de él.

Para disimular, salen a exigirles a otros que hagan lo que  aquí tampoco se hace, pero ellos callan. ¡Con qué autoridad moral!

Este mirar la paja en el ojo ajeno, esta mirada interesada sobre la realidad es lo que está diluyendo el respeto a las instituciones y la vocación misma por construir el Bien Común. Esto lleva a que el pueblo y en especial las jóvenes generaciones, terminen por creer que todo es lo mismo y  que lo mejor es pegarse al poder y al dinero.  Tanto, que quienes reclaman por eso terminan siendo los ingenuos o los tontos de la trama social.

Desde el pensamiento social cristiano rechazamos esa idea, no todo está perdido mientras queden convicciones firmes y coraje para sostenerlas.

SAN LUIS * Diciembre 8 de 2009

2 pensamientos sobre “La paja en el ojo ajeno”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.