Justicia para Nelson Madaffs.

Finalmente y tras años de padecer tanto las consecuencias de la acción del  estado feudal construido por la familia Rodríguez Sáa, Nelson Madaffs  pudo cobrar la indemnización, podría decirse la mínima indemnización, que la Justicia le fijó en la causa que le fabricaron y que con tanto empeño este gobierno trata de ocultar tanto a los sanluiseños como al país todo.

El caso de Nelson es una clara muestra de cómo los tres poderes del estado  provincial funcionaron coordinadamente para el daño  de acuerdo  a las conveniencias y órdenes del entonces gobernador Adolfo Rodríguez Sáa.

Nelson Madaffs y quienes fueron marcados como sus cómplices son quizás las víctimas más castigadas por este gobierno feudal que padece San Luis desde diciembre de 1983.

Hoy y tras mucho peregrinar, Nelson recibe esa  mínima indemnización que le fijó la justicia. Pero nada puede pagar nunca lo que vale una vida joven a la que le quitan el futuro.

Quizás algunos piensen que con este pago se cierra el caso. Para nada.-

SAN LUIS no debe permitirse que esto se olvide. No debe permitirse que se cubra con el mismo manto de silencio con que se cubrieron en su momento,  los crímenes de la dictadura.

No debemos olvidar a una policía provincial absolutamente  incapaz de investigar la desaparición original de Claudia Díaz,  que luego   inventaron un caso criminal y que torturaron ferozmente a Nelson. Lo mismo que pasó en el Servicio Penitenciario.

Mucho menos  debemos olvidar al ex juez Néstor Alfredo Ochoa, que con las pruebas inventadas por la policía caratuló al caso como  “aborto seguido de muerte” y que para hacerlo cierto  permitió, presenció y quizás hasta participó de las muchas y crueles torturas que sufrió Nelson.

No debemos olvidar a  todos los integrantes del Poder Judicial que pese a las muchas denuncias nunca actuaron para aclarar el accionar del juez Ochoa que enlodaba y aún enloda a toda la justicia provincial.

No debemos olvidar a los diputados provinciales oficialistas que rechazaron siempre  los pedidos de juri a este juez; evitando así   destapar una olla con mucha podredumbre oficial.

Ni qué decir de los medios de comunicación afines al gobierno.  Curiosamente la misma prensa nacional que suele seguir incansablemente  casos policiales de menor envergadura, se dedicó a éste sólo ocasionalmente.

Nunca desde el estado feudal se ensayó  una disculpa pública cuando a los años, Claudia Díaz apareció con  vida y con familia en la provincia de San Juan.

Todos los responsables del sufrimiento de Nelson  están en libertad, sin nada que les afecte. Pocos recordamos  de lo que son responsables.

Quienes fueron involucrados como cómplices  en este caso, Marina Garay de Godoy, Laura Godoy y Luis Chávez, también esperan la justicia de la reivindicación, de recuperar sus trabajos y todo lo que perdieron.

Este caso nos muestra acabadamente como funciona de forma integral y armónica una política feudal. Para que el poder  de la familia gobernante no se viera afectado, los tres poderes del estado se dedicaron a cumplir órdenes. En ese cumplimiento inventaron, mintieron, encarcelaron, torturaron, omitieron, callaron. Y a  ellos nunca les pasó nada. Ningún problema laboral, ni judicial, ningún descrédito en la sociedad.

Porque lamentablemente nuestra sociedad optó mayoritariamente por no querer saber, por ayudar al silencio. En síntesis por ser cómplices  de una brutal violación a los Derechos Humanos hecha por el Gobierno de Adolfo Rodríguez Sáa , ocultada cuidosamente por él y por sus sucesores Alicia Lemme y  Alberto Rodríguez Sáa.

El dinero de la indemnización le será de ayuda a Nelson Madaffs, pero nunca podrá recuperar todo lo que perdió y lo que sufrió.

Lo que Nelson necesita y merece es el pleno reconocimiento, el mea culpa de una  sociedad que prefirió no querer saber, que  no debió callar, no debió mirar a otro lado. Y que hoy convive con esa lacra torturadora y corrupta, incluso en las más altas esferas de la representación política provincial.

Adolfo Rodríguez Sáa, actual senador nacional  y que busca su reelección el próximo domingo 23 de octubre,  siendo gobernador provincial  dio las órdenes necesarias para que se invente este caso, supo de las mentiras, de las torturas, de la cárcel injusta, de las cesantías laborales. Es el máximo responsable del sufrimiento de Nelson Madaffs. Pero de eso, no se habla.

Cuando vaya nuevamente al Senado de la Nación que sepan todos de qué calaña es.

6 pensamientos sobre “Justicia para Nelson Madaffs.”

  1. Muy bueno lo suyo Moreno siempre ocupandose de Madaf. Es el unico dirigente politico que nunca se olvido de él. Ni la Iglesia lo tiene en cuenta.
    Esta bueno su pagina. Yo siempre lo sigo.

  2. Don Tochi la sociedad puntana es cholula por no decir hipocrita, que mas podemos esperar de quien en los años de la dictadura militar realizo una solicitada al gobierno inconstitucional de realizar “castigos ejemplares” a quienes manifestaban su deseo de vivir en DEMOCRACIA firmado por FAMILIAS TRADICIONALES DE SAN LUIS ….la conciencia del pueblo bien gracias ..cuanta ignorancia …y cuantos intereses economicos de los que no son ignorantes…pero en fin asi somos los puntanos,la carta es dificil ubicarla en internet ya que se deben haber ocupado de eliminarla de la mayoria de los sitios.

    1. José: Circulan versiones on line de esa carta. Varios medios locales la tienen.
      En cuanto al resto, hay que insistir, no bajar los brazos. Difundir y tratar de formar a las nuevas generaciones en lo que es la democracia republicana vivida éticamente. No bajemos los brazos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.