EDUCAR A LOS GOBERNANTES* Caso 1

Entre tantos conceptos que se dicen para destacar la importancia de la educación para los pueblos, está aquel dicho por Sarmiento: Educar al soberano; un mandato categórico  para los gobiernos.

Claro está que para concretarlo el gobierno debe estar en manos de quienes a su vez, estén bien educados,  que sepan de qué se trata la cosa. Veamos por qué esta última afirmación.

La Defensoría del Pueblo está incluida en nuestra Constitución Provincial en el Capítulo XXIII, Art 235 y fue reglamentada por ley  VI-0167/2004.  Es archisabido que desde 2004 que no se designa un Defensor del Pueblo. Este nombramiento lo hace la Asamblea Legislativa, convocada por el Vice Gobernador para tratar una propuesta formulada por al menos 3 senadores y 14 diputados.

Nada de eso ocurre, ni los legisladores proponen, ni los sucesivos vice gobernadores convocan a la Asamblea, ni les  recuerdan  cuáles son sus obligaciones.

Han habido reclamos por vía  periodística, cartas abiertas, notas personales  y hasta una denuncia penal. Nada surtió efecto.  El hoy Gobernador Poggi cuando fue Presidente de la Cámara de Diputados fue destinatario de una Carta Abierta de mi autoría el día 22 de diciembre de 2009. Por cierto que nada hizo.

El 30 de marzo ppdo. entregué en la oficina del actual Vice Gobernador Ing. Jorge Díaz una nota informándole (por si no había leído la Constitución) de esta carencia institucional nuestra. También le recordé que al asumir su cargo juró: “… cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes.”

Poco días después es entrevistado por “PERIODISTAS EN LA RED” sobre esta nota y sobre la posibilidad de que se elija al Defensor del Pueblo. Su primer respuesta fue “ … es un organismo más del Estado y no se han visto resentidas las defensas de los derechos de los ciudadanos de la provincia de San Luis”. Para agregar  “es un tema importante … creemos que sí,  que lo vamos a hablar”. Pero no aseguró nada.

Lo que parece indicar  que el Ing. Díaz  no está muy bien de papeles en formación ciudadana.   Porque lo que manda la Constitución  se cumple. No debe ni puede estar condicionada al gusto o creencia de los legisladores.

Esta expresión del Ing. Díaz es cuando menos lamentable,  e indicadora que estas  autoridades democráticas de nuestra provincia, siguen la misma línea de los anteriores (es decir de  sus jefes políticos,  formadores  e inspiradores).

No cabe analizar la conveniencia, el gusto personal o grupal ni nada por el estilo. La Constitución;  Contador Poggi, Ing Díaz, senadores y legisladores; es para cumplirla.

¿Tienen algunas objeciones, hay algo en ella que estimen no conveniente?, pues bien propongan su reforma. Den la cara. Pero mientras tanto cúmplanla.

Dice el Ing. Díaz, que  la defensa de los derechos  ciudadanos de San Luis no se ha visto resentida por la no designación del Defensor; nueva manifestación del relato oficial que baja de los hermanos Rodríguez Sáa, especialmente de Alberto. Siempre buscaron esconder los reclamos, creyendo que lo que no se conoce, no existe, maquillando las carencias, creando una escenografía provincial distinta a la realidad de cada día.

Con un Defensor del Pueblo los reclamos tienen mayor peso, mayor trascendencia porque se canalizan a través de una institución con raíz constitucional y por lo tanto con mayor influencia en el gobierno y en el mismo pueblo.

¿Qué no se han visto afectados los derechos del pueblo? ¿Sabrá Díaz de la falta de docentes por muchos meses, en muchas escuelas y asignaturas?¿Sabrá que muchos docentes pagan de su propio bolsillo la copa de leche durante meses por el  caótico sistema de pago de las bajas sumas con ese destino?  ¿Sabrá también que ya no se sabe de qué modo hacer los reclamos para solucionar estas situaciones  de larga data?

Hay muchos ejemplos más en cada área de gobierno que necesitan de la clara, decidida y enérgica acción de un Defensor del Pueblo.

¿Cómo pueden estas personas tener responsabilidad en educar al soberano, si ellos mismos no parecen haber sido educados en los fundamentos  de nuestra democracia republicana?  Por lo tanto…

HAY QUE EDUCAR A LOS GOBERNANTES.

Pero tras 28 años de feudo… ¿ cómo y quién le pone el cascabel al gato??

                                   San Luis. Abril 12 de 2012.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2 pensamientos sobre “EDUCAR A LOS GOBERNANTES* Caso 1”

  1. Profesor Moreno, sinonimo de inclaudicable lucha por los derechos ciudadanos y el respeto de las instituciones.
    Puede haber cambiado el color del agua, pero el manantial es el mismo. Un empleado del feudo no puede dejar de someterse a su principio rector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.