Cómo se miente

A partir de la nota VAMOS PARA ATRÁS fechada el 7 de mayo ppdo y referida a la aprobación de la reglamentación del funcionamiento de cabarets, wiskerias, etc. en la localidad de La Toma, los concejales que promovieron y aprobaron esa Ordenanza que lleva el Nº 510/08 y que pronto debiera ser publicada en el Boletín Oficial de la Provincia; emitieron un  comunicado que  fue publicado por Periodistas en la Red y  comentado por el Diario de la República el lunes 12 de mayo en página 13.

Una atenta lectura de este comunicado, de la Ordenanza 510 y del comentario de El Diario…,  muestra una serie de contradicciones además de una postura básicamente  recaudadora  de impuestos frente al muy grave atentado a la dignidad de las personas y de la sociedad que encierra en sí mismo el tema de la prostitución. Por cierto que para nada analizan el que la prostitución esté ligada a la droga, al secuestro de personas, etc.

Lo contradictorio y lo incomprensible de la Ordenanza es largo y da lugar para un debate claro y sincero y con el tiempo suficiente para ello. Algo más que importante en un  tema como éste en una sociedad que está viendo como los valores morales son dejados de lado persistentemente.

Además hay en esto al menos  dos  mentiras flagrantes:

* Que el Concejal Juan Eduardo Silvera de la Democracia  Cristiana haya firmado a favor el despacho de Comisión.

* Que este despacho dirigido a la Presidente del Concejo Deliberante, haya sido aprobado  por unanimidad.

Este despacho de Comisión que acompaña esta nota, muestra claramente la firma de tres

Concejales del PJ; uno del PUL y una de la UCR. No firma el Concejal Silvera de la Democracia  Cristiana, ni lo firma, como es lógico, la Presidente del Honorable Concejo Deliberante.

Esto es  más que simples errores. Son  una mentira lisa y llana en procura de minimizar las responsabilidades que les caben a quienes aprobaron la Ordenanza.

Hay quienes han saludado esta Ordenanza para que pueda controlar la prostitución y dicen que no se puede negar la realidad. Desde la Democracia  Cristiana les decimos que no negamos la realidad de la prostitución, sólo que no nos resignamos a que exista esta forma de denigración de la persona humana y mucho menos a que con este tipo de legislación se favorezca al rufianismo. A éstos sólo les cabe la cárcel, a las mujeres que son llevadas a este tipo de tarea, la sociedad les debe las mejores vías de superación mediante activas  políticas sociales integrales. Ése debe ser el  compromiso de todos y ello convocamos.

San Luis. Mayo 14 de 2008.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.