Cloacas en La Toma

Está en plena ejecución la obra de red cloacal en La Toma, capital del Departamento Coronel Pringles. Se escuchan algunas voces con fuertes reclamos, los que incluso llegaron a las páginas de El Diario de la República. Por ello el Partido Demócrata Cristiano  señala:

1* Esta obra fue proyectada, licitada y adjudicada por el Gobierno Provincial, entregando así un paquete cerrado a la Municipalidad y Concejo Deliberante.  El concejal Juan Silvera de la Democracia Cristiana se abstuvo en el momento de votar la aprobación de una obra muy  necesaria para la localidad, porque en su gestión se violaba   una vez más la autonomía municipal.

2* La obra cumple las mínimas exigencias de calidad exigidas, pero aún  no se conoce a ciencia cierta cómo funcionará la plata de tratamientos ni qué destino tendrán los residuos finales.

3* Un informe técnico que la Intendente Sra. Dominga Torres pone en conocimiento del Concejo, señala fallas en la construcción,  que originan algunas de las quejas vecinales,  que debieron ser atendidos por la empresa constructora y aconseja de qué forma se puede encarar su solución. No hay información que se haya seguido ese consejo técnico.

4* Según la nota periodística de El Diario, la Intendente Torres expresa que  hay rotura de caños, fruto  según el responsable de la empresa constructora MARS Sr. Juan Carlos Adaro,  del sabotaje hecho por “algunos politiqueros”; sin dar nombres ni aportar prueba alguna.

5* Ante este complejo panorama, el concejal Silvera presentó pedidos de informes que no fueron tratados, ni cuando se solicitó tratamiento sobre tablas, ni cuando se los presentó por la vía administrativa usual.

6* Esos pedidos de informes se refieren a:

  • Precisiones acerca del informe técnico elevado al Concejo; de cómo se encaran las soluciones  de esos problemas y características de la planta de tratamiento.
  • Origen y dimensión de los daños en el Colegio Juan M. de Pueyrredón y que se denuncian periodísticamente.

7* El concejal Silvera también presenta un proyecto para que la Sra. Intendente  denuncie ante la justicia  el presunto sabotaje del que da cuenta el responsable de la empresa constructora. Un hecho así no puede quedar en el terreno de una denuncia al paso, la que incluso puede servir de pantalla que oculte  otras cosas.

8* En reunión de comisión se dijo que esos temas se tratarían si los vecinos concurren a la próxima reunión a plantear sus quejas, actitud que no es la más correcta. Los problemas ya advertidos y los que tienen estado público a través de la prensa, deben ser encarados para tranquilidad y seguridad de todos los vecinos. Es una clara responsabilidad de los concejales.

Como síntesis de lo señalado la Democracia Cristiana expresa  una vez más que todos debemos actuar en el marco de la plena autonomía municipal, sin permitir que la obra pública dañe al pueblo que la recibe, ni que sirva para hacer negocios fáciles sin los controles y exigencias de  calidad y seguridad.

Cuando estas obras  son  entregadas a los municipios con todo ya resuelto, algunos funcionarios y legisladores optan por callar y dejar pasar todo para no molestar a quien ejerce un poder casi totalitario.

Es de esperar que en próximas sesiones el Concejo Deliberante de La Toma resuelva ejercer todo el control que el pueblo le exige sobre obras que tienen alto impacto en la  vida de todos.

SAN LUIS.  Noviembre 13    de 2007.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.