Carta Abierta al Vice Gobernador

DR. JORGE LUIS PELLEGRINI

Como ciudadano comprometido con la plena vigencia de las instituciones democráticas, nuevamente encaro ante Ud y ante la comunidad provincial el tema del Defensor del Pueblo.

Ud. ya sabe sobradamente del tema, pero por si acaso insisto: desde noviembre de 2004, San Luis no cuenta con Defensor del Pueblo legalmente designado, pese al mandato constitucional y la ley que lo reglamenta. Esto ya se lo he dicho en anteriores oportunidades, mediante Carta Documento, Cartas Abiertas y notas periodísticas. Además, lo incluí en mi denuncia penal ante el Juzgado Nº 3 de la ciudad de San Luis – Expediente 2787/07 MORENO, Luis Alberto s/Denuncia. Está claro que sabe Ud. muy bien de qué estoy hablando.

Días atrás la Asociación Civil Anticorrupción le reclamó también por la no designación del Defensor del Pueblo. Su respuesta fue que no ha recibido aún la propuesta de un candidato para ese cargo firmada por senadores y diputados. Es cierto, tiene razón, así lo expresa la ley. Pero su respuesta es tramposa y esto también se lo he dicho antes. Y lo reitero. Ud juró como Vice Gobernador según la fórmula que fija el Artículo 154 de nuestra Constitución que dice así:

“Yo N.N juro por Dios y la Patria cumplir y hacer cumplir la Constitución, leyes de la Nación y de la Provincia y desempeñar con lealtad y honradez el cargo de que se me inviste. Si así no lo hiciere, Dios y la Patria me lo demande”.

¿Leyó bien su juramento constitucional? ¿Lo entendió? Dice: “…cumplir y hacer cumplir…”

 

De forma más sencillita, Dr Pellegrini, si los legisladores oficialistas, únicos que tienen el número suficiente para proponer Defensor del Pueblo, no cumplen con la Constitución y la ley, Ud en su carácter de Presidente del Senado y de la Asamblea Legislativa debe hacerles cumplir esa obligación. Ud. debe hacerles cumplir con la Constitución y la Ley. Disculpe que repita tanto, pero lo entiendo necesario cuando advierto analfabetismo democrático en aquellos a quienes me dirijo.

 

Desde que asumió su cargo, que no cumple con ese juramento. No cumple con su deber porque el Gobernador no se lo ordena o no se lo permite. Ud. y los legisladores oficialistas temen perder sus cargos, sueldos y honores. Inmerecidos por cierto, porque se están comportando como serviles seguidores de quien no posee el menor atisbo de demócrata.

Lo peor de todo es que son muchas las generaciones que se están educando en este ambiente de irrespeto y persistente violación a nuestra constitución.

Ud. y los legisladores están siendo co responsables de la destrucción de nuestras instituciones. Actúan como antidemocráticos, autoritarios, dictatoriales.

Es probable que se sienta molesto, pero nunca tanto como los que vemos cómo nos destruyen la democracia. De todos modos su molestia es fácil de solucionar: cumpla con su deber y haga cumplir la constitución en lo concerniente a la elección del Defensor del Pueblo. Por cierto que aspiro a mucho más en materia democrática en San Luis, pero el menos haga eso.

Hasta la próxima.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.