CARTA ABIERTA A EL DIARIO DE LA REPÚBLICA

EL DIARIO DE LA REPÚBLICA es el más importante de los medios de comunicación social de la familia Rodríguez Saá;  en los que sólo se cantan o inventan  loas a sus propietarios y a sus acciones  políticas o gubernamentales. Sabemos también que no hacen un  periodismo que refleje toda la realidad, en este caso provincial, con todas sus luces y sombras, sin lugar a todas las voces, todas las opiniones. No hay posibilidades de salirse  de esa línea editorial.  Lo que no  conviene a los jefes….no existe. O se lo trastoca.

Así pasa siempre donde hay  autoritarismo y feudo.

No obstante y aunque sea tirar piedras a la Luna, alguna vez hay que decirles las cosas, como para que tengan la certeza que al menos algunos no tragamos sapos  ni nos domesticamos.

Esto viene a cuento de lo expresado en MESA 5 la tradicional página de comentarios y  chimentos políticos, de las ediciones domingueras de ese diario.

Ocurre que el pasado jueves 8, LA NACION  editorializa acerca de “UNA PROVINCIA MANEJADA COMO BIEN DE FAMILIA”, en la que señala algunas de las características de estos más de 33 años de gobierno feudal. Si bien algunos años  hubo otros con la banda de gobernador,  fueron más mayordomos que otra cosa.

Tras esa nota, la ya señalada Mesa 5 bajo el título “De lo que redactan los foráneos” sale a defender a este gobierno. Hay muchas cosas por decir, pero me interesa lo que es fundamental, lo que más daño hace porque las nuevas generaciones están creciendo, educándose y hasta ocupando lugares en la  política y  el estado creyendo que quien tiene más votos es el dueño de las instituciones republicanas.

De esa nota tomo la siguiente oración:

“No quedan claras ni las instituciones atropelladas, ni los derechos  violados”, aludiendo a lo dicho en ese sentido por LA NACIÓN.

Seguramente que muchos periodistas jóvenes, incluyendo a los  de El DIARIO DE LA REPÚBLICA,  lo mismo que buena parte de la población, no deben saber qué decimos cuando decimos que se atropellan las instituciones. Muchos otros lo deben haber olvidado, ya que en esta sociedad líquida las cosas pasan tan rápido que no dejan huella, sin olvidar que la  política feudal tiene una extraordinaria  capacidad de recordar sólo lo que le conviene y van trasmitiendo esa escasa y selectiva memoria  a quienes la rodean. Mucho más cuando son dueños de los medios o están en condiciones de imponerse a muchos otros.

Entre las cosas que se ha logrado imponer es el privilegiar la obra pública, faraónica o no, necesaria o no, bien hecha o no, con costo justo o no;  por sobre los verdaderos  cimientos de nuestra vida como país, que son las instituciones republicanas.

Voy a recordar algunos de los atropellos institucionales, de los derechos violados, recordando que tanto instituciones como derechos son en bloque. No es que nos contentamos con que se respeten algunos. Uno solo que no se respete y la república ya no es.

Lo Primero

Allá por 1985 los hermanos Rodríguez Saá, uno gobernador y el otro senador nacional, quisieron asegurarse de manera categórica la mayoría legislativa provincial,  para lo cual dejaron de lado el sistema D’Hont  de proporcionalidad en la distribución de las bancas  y convocaron a elecciones por el viejo sistema Saénz Peña que sólo otorgaba bancas a la mayoría y primer minoría.  La jugada les salió mal por lo cual Adolfo RS  anuló las elecciones en el entonces Departamento La Capital, donde lo derrotó la UCR.  La crisis institucional duró meses,  a consecuencias de lo cual, se dio marcha atrás en la anulación de esas elecciones,  a cambio  de algunas ventajas políticas  del Gobierno del Dr. Alfonsín y de la UCR local.

Tempranamente  se manifestó la intención del  adolfo-albertismo de querer el poder a como sea, sin demasiados escrúpulos en las formas.

Justicia controlada

Para asegurarse que la justicia  no se interponga en sus ambiciones, se realizaron  maniobras gravísimas, tan graves como la poca importancia que el pueblo en general le dio a las mismas por efecto del ocultamiento o menoscabo informativo que tuvieron.

Cuando una conformación del Superior Tribunal de Justicia, incluyendo a un primo de los hermanos RS,  no les resultó lo suficientemente amigable, iniciaron una campaña de descrédito a través de EL DIARIO DE LA REPÚBLICA, en la que los jueces aparecían en fotos trucadas  con gorras militares y en calzoncillos. Campaña se realizaron  marchas ante los tribunales pidiendo la renuncia de todos esos jueces. Marchas convocadas por el partido gobernante y con la participación de funcionarios y legisladores, en una  vergonzosa campaña  destituyente para con un poder de la república a cargo de integrantes de los otros poderes.

Otra acción, fue el exigir las renuncias firmadas sin fecha como requisito para concretar el nombramiento de jueces.

¿Otra más? La destitución de jueces y secretarias  cuya actuación marcaba un  tipo de rebeldías para con los deseos del Ejecutivo.

Estas acciones instalaron el miedo en muchos y la prudencia en otros, sabiendo que con el poder feudal no hay lugar a una justicia independiente como exige una república.

Caso Madaffs

Nelson Madaffs fue acusado de un crimen que nunca existió, el de su amiga Claudia Díaz, quien en verdad se había escapado de su casa.  A Nelson lo encarcelaron por una denuncia  anónima, lo torturaron  en la policía y en la cárcel, incluso con la participación y presencia del juez a cargo.  Años después Claudia Díaz apareció en San Juan con familia formada. Nadie se hizo cargo de las torturas que sufrió Nelson y que lo incapacitaron laboralmente. Ni los policías, ni los penitenciarios fueron investigados. Los legisladores oficialistas se negaron a enjuiciar al juez. Todo el sistema feudal se abroqueló en defensa de los inútiles para investigar y prestos para torturar. No hace mucho Nelson estuvo internado a consecuencias de las enfermedades que adquirió en su calvario sanluiseño y del abandono de persona por parte del estado provincial.

Defensor del Pueblo.

La reforma constitucional de 1986 creó la figura del Defensor del Pueblo enriqueciendo las instituciones republicanas con un nuevo control hacia el Poder Ejecutivo. En  2004 y por falta de  designación de su sucesor,  renunció el Dr. Sopeña. Nunca más el Poder Legislativo se ocupó de cumplir con su obligación constitucional y legal de designar uno nuevo. Incluso permitió que durante cuatro años, el Dr. Toranzo a quien se le había terminado su mandato como Defensor Adjunto,  ocupara ese cargo sin designación alguna.

Los reclamos que hice en reiteradas formas  a las autoridades del legislativo y a los legisladores,  fueron ignorados. Se incumple con la Constitución a ojos vista de todos y sin que a nadie se le mueva un pelo. Una denuncia mía por este tema, anduvo años  dando vueltas por la justicia (incluyendo un extravío) hasta que fue desestimada por no ser yo, particular damnificado. Como si la violación de la constitución, no nos dañara a todos.

Municipios. 

Desde que se conocieron los resultados del censo 2001 a la fecha, se incumple alevosamente con lo que la Constitución  obliga y la ley reglamenta en cuanto a qué gobierno deben tener nuestras localidades conforme su población. Ni Alberto Rodríguez Saá ni  Claudio Poggi cumplieron con esa manda constitucional, ni respondieron a  mis reclamos por Carta Documento para que lo hagan.  Recientemente diputados opositores lograron una ley para que en cuatro de esas localidades se cumpla con la constitución. De las otras, el oficialismo no habla.

Atacar así a los municipios es atacar los cimientos  mismos del estado moderno, de la república.

Las denuncias que hice ante la justicia fueron lamentable y vergonzosamente desestimadas, a través de resoluciones  contradictorias con otras anteriores de los mismos jueces.

Educación.

Lenta y persistentemente se avanza en un proceso de privatización encubierta de nuestra educación. Las escuelas charters, las auto gestionadas, las generativas son muestras de esa política. Acompañadas por el creciente papel que cumple en este tema la Universidad de La Punta, institución que tampoco cumple con lo que le manda su ley de creación.

Esta política ha originado demasiados casos de directivos y docentes designados a dedo y por fuera del sistema de calificación, incluso sin los títulos y antecedentes que corresponde.

Salud.

Los nuevos centros de salud van acompañados de una dotación incompleta de profesionales. Muchas  especialidades han sabido estar mal o insuficientemente  cubiertas con consecuencias en algunos casos, mortales.

Un ejemplo del servicio de salud nos lo dan los funcionarios, incluyendo al Gobernador Alberto Rodríguez Saá, que se atienden en la Ciudad de Buenos Aires

Derechos.

Todo lo dicho son cuestiones que afectan a nuestros derechos. De justicia, de educación, de salud, de tener un gobierno que cumpla con el marco legal que la sociedad a lo largo de los años ha adoptado para su gobierno y administración. No todo es ladrillos, asfalto y cemento. Por más obra pública que haya –y que no niego-, si no se nos garantiza la plena vigencia de las instituciones de la República, ésta no tendrá existencia real y seguiremos siendo víctimas de un feudo.

Hay más para agregar a este listado y  para ampliar en cada ítem. Es de esperar que con este poco,  al redactor de la MESA  5 de EL DIARIO DE LA REPÚBLICA le quede un poco más claro de qué se habla cuando se dice que en San Luis las instituciones son atropelladas y los derechos violados.

SAN LUIS. Junio 12 de 2017

3 pensamientos sobre “CARTA ABIERTA A EL DIARIO DE LA REPÚBLICA”

  1. Gracias, Tochi, Sos un aguijón molesto para los totalitarios , feudales y violentos que pululan en nuestro país. Ojalá no pierdas nunca esta persistencia. Y sobre todo, que alguien del círculo del poder político te escuche, y -al menos- se avergüence. ¿Sería demasiado pedir que renuncien?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.