Así es la democracia adolfista

Una de las habilidades de quienes construyen dictaduras es la de montarse sobre algunas expresiones del pensamiento popular, cambiar su dirección hasta destruirlas y  acumular aún más poder.

Eso ocurrió en San Luis con el “que se vayan todos!”; consigna con la que el pueblo argentino expresó su hartazgo con la vieja politiquería inútil y corrupta . El gobierno de Alicia Lemme, absolutamente dependiente del libreto que le baje Alberto Rodríguez Saá; es la encargada de ejecutar el plan que el ”adolfo-albertismo” pensaron para aprovecharse de este clamor. Veamos los pasos y cómo es consecuencia la realidad política de San Luis.

1* Ley 5324 de caducidad de mandatos: Por esta ley, aprobada con la traición de diputados hasta ese momento opositores,  se invita a todos los que  desempeñan cargos electivos municipales, provinciales y nacionales a renunciar a ellos. Renuncias que se efectivizarán a partir del día en que asuman quienes los reemplacen.  Por si esas renuncias no son totales, se introduce un artículo transitorio en la Constitución provincial por el cual se determina la caducidad  de todos los mandatos de cargos ejecutivos y legislativos municipales y provinciales “ a partir del día en que se fije para que asuman quienes resulten electos en la próxima elección general.”

2* Inconstitucionalidad I: La constitución provincial prevé en su artículo 287 la reforma de la misma por la vía de la enmienda legislativa de un solo artículo cada dos años. Pues bien, este artículo transitorio reforma entre 8 y 11 artículos, según distintas evaluaciones de la gente de derecho. Y por sobre todo pisotea las autonomías municipales de las ciudades de San Luis y Villa Mercedes, las que poseen Carta Orgánica propia en la que tienen precisada su vida institucional.

3* Inconstitucionalidad II: Una enmienda así debe reunir, conforme la misma Constitución dos vías de aprobación. Una, la de obtener los dos tercios de la totalidad de los Diputados y Senadores. Esta enmienda los tuvo. Otra, para que la enmienda tenga validez, debe ser aprobada por el pueblo en la primera elección general siguiente. Esto hasta el momento no ha sido hecho. Por lo que la enmienda es inexistente.

4* Inconstitucionalidad III: En base a esta ley, la Gobernadora Lemme, convoca mediante decreto 117/03 a elecciones generales el 27 de abril, para renovar todos los cargos, con asunción el 25 de mayo. Junto a ésto, se convoca para ratificar o no la enmienda. Todo junto en un solo acto. Se pide ratificar la enmienda, pero al mismo tiempo se la da por ratificada y se hace elegir la totalidad de los cargos a los que se les acortó el mandato.

5* Incongruencias y excepciones: Tanta mezcla de irregularidades no puede sino ser, además,  incongruente.  Por un artículo se llama para renovar a los dos diputados nacionales con mandato hasta el 10 de diciembre de 2.003 ( a esos no se les acorta el mandato). En  otro artículo, se convoca para elegir tres diputados nacionales y tres senadores nacionales, con mandato hasta el 10 de diciembre de 2.005, en caso “de aceptación  de las renuncias de los actuales legisladores…” Renuncias que hasta el momento no se conoce se hayan presentado, ni mucho menos aprobado.

¿Cómo se vota en este caso: voto al ciudadano Fulano para senador por si se le acepta la renuncia a Mengano?

6* Conflicto de Poderes I: La Municipalidad de San Luis, conforme su Carta Orgánica ha convocado a elecciones para el 5 de octubre en las que se elegirá Intendente y la mitad de los concejales que asumirán  el 10 de diciembre. Si se concretan las elecciones convocadas por el gobierno, Intendente y todos los concejales;  con asunción para el 25 de mayo, ¿qué pasará en esa fecha? ¿Cuántos Intendentes y concejales habrá? ¿Quién resolverá esta cuestión, fruto de la total carencia de respeto al marco constitucional y legal con que se sustenta la vida democrática?

7* Conflicto de Poderes II: Una situación similar se producirá cuando intendentes y concejales de muchas otras localidades; diputados y senadores provinciales, unos con mandato hasta el 10 de diciembre  y otros hasta el 2.005,    se encuentren el 25 de mayo con que vienen a reemplazarlos.

8*  El papel de la justicia: Hubo presentaciones ante el Superior Tribunal de Justicia marcando las inconstitucionalidades antes señaladas y el conflicto de poderes. En todos los casos se solicitó la medida cautelar de no innovar habida cuenta de todo el proceso electoral que se deriva de esta situación. El viernes 21 y con el calendario electoral en marcha, el Tribunal se expide no haciendo lugar a la medida cautelar porque … no hay nada que justifique la prisa!. Sobre el tema de fondo no se ha expedido y vaya uno a saber cuándo lo harán.

9* El Superior Tribunal de Justicia: La actual integración de este tribunal surgió después de que el mismo gobierno de Adolfo Rodríguez Saá hiciera renunciar a los anteriores jueces tras una dura campaña de ataques incluyendo la campaña de los diarios de Alberto Rodríguez Saá y marchas encabezadas por legisladores oficialistas, miembros del  Ejecutivo, convocadas por el Gobierno y el Partido Justicialistas. La razón de esta campaña fue simplemente el capricho de cambiarlos por otros más dóciles. Ni los anteriores integrantes de este Tribunal, ni los actuales se han destacado demasiado ni como abogados, ni como jueces. Por cierto que con este  antecedente ningún juez tiene mucho margen para actuar en base a derecho, mucho menos de modo autónomo. Sólo se cumplen las órdenes de los hermanos, las que a veces deben ser adivinadas en las lecturas de los diarios familiares.

10* El por qué de estos hechos: Los Hnos. Rodríguez tienen una enfermiza vocación por el poder y la riqueza. Sin importarles ni cómo, ni de dónde vienen. Tras 20 años de Adolfo Gobernador, le toca ahora a  Alberto. Como éste no tiene carisma y sí una rara habilidad para  caer mal  o para atacar los valores bases de la sociedad (desde hace tiempo viene arremetiendo contra la creencia en Dios y sobre todo contra la Iglesia Católica) , la única forma de que Alberto gane una elección es ir en una boleta súper sábana encabezada  por su hermano Adolfo, de indiscutible  peso electoral.  Tras Adolfo, se cuela Alberto y todos los indeseables políticos que lo rodean en el PUL, partido que creó cuando renegó del peronismo. Hoy, olvidado de lo que dijo, da clases de justicialismo en la sede del partido que denostó no hace mucho. Muchos  justicialistas se acuerdan de eso, pero no tienen posibilidades ni agallas  para  ejercer la crítica hacia los hermanos.

El dilema de la oposición:

Esta situación, de una gravedad difícil de imaginar fuera de San Luis; pone a los partidos democráticos opositores en una encrucijada de difícil resolución.

Participar en una elección convocada para renovar la totalidad de los cargos tras una enmienda constitucional que viola toda la misma Constitución, significa convalidar ese proceso.

No participar, significa dejar el campo orégano a la construcción del peor de los poderes totalitarios en la historia de la Patria.

Paralelamente nos encontramos con el silencio de esta situación por parte de la prensa nacional. Inmersos en la cuestión económica, en la interna nacional del PJ,  en la guerra preventiva con la que amenaza la locura del imperio;  la realidad de una provincia con escaso número de votantes, no interesa. Aunque en ella se viole todo lo que edifica un sistema democrático.

De Rodríguez Saá el país recuerda aquel episodio del secuestro y el de  su cobarde escapada del cargo de Presidente de la Nación.  Cuestiones meramente anecdóticas. Lo que interesa es esta firme, coherente, permanente actitud de construir un poder político y económico para sí y para su familia, desde el dominio de todas las formas de corrupción económica y desde  la violación de la Constitución y las leyes o de la interpretación caprichosa y antojadiza de ellas.

La lucha ante la justicia no cejará, porque es una batalla por la libertad, la democracia y el imperio de la ley. Pero existe el serio temor  de que en  otras instancias también   prevalezcan los viejos modos de distribuir el poder entre los caudillos, o bien  cuestiones de peso y de pesos. O que la definición llegue tarde, es decir que una vez más no haya justicia cuando se viole la norma constitucional, a la que todos debemos respeto y acatamiento.

Todos, excepto esta caterva politiquera que sojuzga San Luis.

¿Nada tienen que decir los medios nacionales? Nada tienen para decir o hacer los Poderes Judicial, Legislativo y Ejecutivote la Nación?

Cuando es tan flagrante y persistente  la violación constitucional, ¿qué hay que esperar? ¿Hasta dónde hay que ceder? ¿Hasta dónde callan los que deben informar?

San Luis soporta desde hace casi 20 años este proceder político. Y los  Hnos. Rodríguez Saá dicen que harán en el país lo que ya hicieron en San Luis.

SAN LUIS. Febrero 22 de 2.003.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.